¿Cuándo hay Contrato de Trabajo?

Para todo trabajador es importante contar con un contrato de trabajo, en que se indican las obligaciones básicas que este debe cumplir, como por ejemplo su horario de trabajo, servicio que va a prestar, etc. y por otro lado las obligaciones del empleador, en su caso la más importante para el trabajado, el sueldo que debe pagar.

Lo primero que debe tener claro como trabajador, es que, al existir una situación de desigualdad entre empleador y trabajador, la ley laboral a través de sus normas “tutelares” o “protectoras” del trabajador, ha establecido condiciones mínimas que no podrá ser renunciado ni aún por los miembros del contrato.

Pero existen muchos casos en que, en empleador, estando obligado por la ley a escriturar el contrato de trabajo, no lo hace o lo hace bajo títulos diferentes como contrato de honorarios o contrato a prueba.

Para distinguir o saber si nos encontramos ante un contrato de trabajo, el requisito esencial es que exista un “subordinación y dependencia”, esto significa realizar una función, sin autonomía, controlado y fiscalizado por un tercero en este caso por el empleador. Entonces si debe trabajar en dentro de una jornada laboral determinada, en las dependencias u oficinas de la empresa, sujetarse a procedimientos establecidos por la empresa, tener un supervisor, etc. usted no trabaja de manera independiente, sino que  trabaja bajo subordinación y dependencia, por lo tanto, dentro de un contrato de trabajo, existiendo una relación laboral y obviamente amparado por la Ley Laboral, sin importar el nombre que se le dio a su contrato o incluso si no se escrituro su contrato de trabajo. Por ejemplo, llevo trabajando 6 años en una municipalidad bajo contrato de honorarios, por lo tanto, he boleteado todos estos años, debo cumplir con los turnos que me da mi supervisor, acá la ley laboral presume la existencia de una relación laboral bajo un contrato de trabajo indefinido.

En resumen, si usted quiere saber si sus servicios están protegidos por la ley laboral, pregúntese cómo realiza su función, si es bajo subordinación y dependencia, es un contrato de trabajo, aunque le haya puesto el nombre que sea o no le haya puesto ninguno.

Comparte este post con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin