Mi empleador me está solicitando firmar un nuevo contrato de trabajo, por cambios jurídicos (cambio de la sociedad) en la empresa ¿Qué puedo Hacer?

Una consulta frecuente de los trabajadores es en los casos en que su empleador, por distintas razones, crea una nueva empresa, donde en papel es una nueva empresa, pero en los hechos es la misma empresa, ya que se mantienen los mismos jefes, el servicio que presta es el mismo (su trabajo), lugar de trabajo, etc.

 En estos casos él empleador le solicita u obliga al trabajador a firmar un nuevo contrato de trabajo, en ocasiones con las mismas condiciones que tenía o puede ocurrir que no le respeten sus años de servicios o cambien todas o algunas de las condiciones de su contrato de trabajo.

¿Estoy obligado a firmar el nuevo contrato de trabajo con la nueva empresa?

En estos casos, el empleador NO PUEDE OBLIGAR A FIRMAR EL NUEVO CONTRATO DE TRABAJO, SOLO POR SU CONSENTIMIETNO PUEDE FIRMAR. Por lo tanto, lo que debe evaluar, es:

 Se respeten todos sus derechos, por ejemplo:

  • Los años de servicio y vacaciones que ya tiene acumulados
  • Se mantiene su sueldo o incluso le pueden ofrecer uno mejor.
  • En caso de existir bonos, estos se mantengan.
  • Se respete su jornada y lugar de trabajo.
  • Y, por último, en caso de existir comisiones, estas no sean disminuidas.

Si concurren todas estas condiciones, no se está vulnerando ningún derecho como trabajador, por lo tanto, no habría problemas en firmar el nuevo contrato de trabajo por la nueva empresa.

¿Qué puedo hacer en caso de que el nuevo contrato de trabajo me perjudica en mis derechos de trabajador?

Simplemente NO FIRMES EL NUEVO CONTRATO. Y, en caso de que temas represarías por parte de tu empleador, es aconsejable solicitar fiscalizaciones en la Inspección del Trabajo, correspondiente, según tu comuna. Con el objeto de recolectar pruebas para un eventual juicio.

¿Qué pasa si mi empleador me despide y luego me vuelve a contratar por la otra empresa?

En este caso, tu empleador deberá pagar en su finiquito, todas las prestaciones que le deban, por ejemplo, indemnización por años de servicio, vacaciones, etc. Luego al firmar el nuevo contrato de trabajo, simplemente se inicia una nueva relación laboral.

Si tu empleador no realiza el pago del finiquito, deberás realizar los trámites judiciales pertinentes, con el objeto de recuperar las sumas que te deben, si estas en esta situación, escríbenos y evaluaremos tu caso para tomar las medidas necesarias.

La cultura del abuso hacia los trabajadores

Esta semana salió a la luz los casos de acoso laboral y acoso sexual ocurridos en el Restorán La Piccola Italia, donde ocurren situaciones de mal trato físico y psicológico, tales como gritos y garabatos, amenazas de despedir por causa de robo, “ofrecer combos”, acoso sexual a trabajadoras, no pago de finiquitos, descuentos ilegales, etc.

Frente a estas acusaciones la gerencia responde “no tener conocimiento de los abusos debido a que los trabajadores no le informaron”. Una de las principales obligaciones de la gerencia y de los dueños de una empresa, es resguardar y vigilar que los procedimientos de funcionamiento de su empresa sean correctos y sobre todo que no se afecten los derechos fundamentales de los trabajadores, en palabras simples es un trato digno y educado a sus trabajadores.

Solo una vez que se publican los videos y audios de whatsapp donde consta el mal trato a trabajadores en los medios de comunicación, aparecen las autoridades, hablando de cuáles son las medidas que van a tomar, para detener todo este abuso. Se puede pensar que esto es una excepción, que la mayoría de las empresas no pasa, pero en la realidad es mucho más habitual de lo que se piensa, se crea una forma de trabajo, basada en el miedo y abuso por parte de las jefaturas, donde los trabajadores  ya sea por el miedo a perder su fuente laboral, la necesidad de tener dinero para vivir se ven obligados a soportar esté ambiente laboral toxico o simplemente se naturalizan estos malos tratos, pensando que es “normal” que los superiores abusen de su poder.

Los trabajadores se ven indefensos, ya que si bien pueden informar a sus jefaturas del acoso (laboral o sexual) del que están sufriendo, concurrir a la Inspección del Trabajo a solicitar la fiscalización correspondiente.

 Pero pocas veces, estas acciones llegan a buen puerto, ya sea que la empresa por si sola tome las medidas correspondientes para corregir la situación de acoso o la Inspección, por medio de su investigación tome conocimiento efectivo del acoso. Ya que, en la práctica, los empleadores utilizan la misma presión sobre los trabajadores que son citados a declarar ante el inspector del trabajo, para que nieguen el acoso o simplemente no los dejan declarar.

Entonces, ¿Qué es lo que puedes hacer para no ser víctima de acoso laboral o sexual?

Primero, debes saber cuales son tus derechos como trabajador y no naturalizar los malos tratos, los que pueden parecer muy obvio, es bueno mencionar algunas de las prácticas usuales que afectan a los trabajadores (as):

  1. Los jefes, supervisores, otros compañeros no pueden tratar a garabatos.
  2. Los jefes o supervisores no pueden reunir a todas las personas de tu lugar de trabajo para luego reprochar públicamente alguna conducta o trabajo realizado por ti, esto solo tiene el objeto de menospreciar al trabajador frente a sus pares.
  3. No puede haber violencia física ni “ofrecer combos”
  4. No pueden obligar a mostrar su correo o mensajes de whatsapp privados del trabajador.

En caso de que seas víctima de alguna de estos actos u otro que afecte ya sea tu dignidad como trabajador o trabajadora, debes enviar un correo electrónico a tu feje o recursos humanos contando detalladamente todos los abusos,  reunir todas las pruebas escritas, videos, whatsapp escritos o audios, donde se demuestre las malas prácticas, sea de un jefe o de un compañero de trabajo. Además, estos actos afectan en la calidad de vida del trabajador, teniendo consecuencias psicológicas y en algunos casos físicas, por esto es importante acudir a los médicos especialistas en el tema, sea medicina general, psicólogo o psiquiatra, ya que los informes de los doctores sirven de prueba para acreditar los daños causados en el trabajador víctima de acoso. Sea medicina particular o de instituciones como la ACHS.

Todo esto servirá para fundamentar un Juicio de Tutela Laboral donde puedes lograr una indemnización por el acoso sufrido entre 6 a 11 sueldos, se pueden tomar medidas por el Tribunal Laboral para detener los abusos e incluso la empresa infractora quedara sancionada no pudiendo celebrar contratos con el Estado.

Pasa saber mas del tema de acoso laboral, puedes leer los siguientes artículos: